Práctica Zazen

Zazen
El Zen es Zazen, según decía el maestro Dogen, cuando escribía el fukanzazengi, que actualmente se publica entre los capítulos que constituían su obra principal, el Shobogenzo ó el ojo de la verdadera sabiduría .

También en el Zen se habla que desde Zazen o la meditación sentada llevas la actitud meditativa a todos los actos de tu vida, primero al kinhin, meditación caminando y progresivamente a las labores domésticas donde ya lavar los platos deja de ser una obligación casi dolorosa y se transforma en un amoroso gesto de servicio a la Sangha .
El cocinero del templo por ejemplo, que cocina atento a los tres corazones, corazón generoso, corazón amoroso y corazón ecuánime. El Tenzo, como se le llama en los monasterios de Japón, cuyo rol es alimentar la Sangha, con variedad, salud y colores.

Entonces desde el solo sentarse del shikantaza, que es la base del Soto Zen, a la actitud del Bodhisatva, que vive su vida de servicio, en una actitud compasiva, meditando formalmente algunas horas pero procurando llevar su actitud meditativa a todas sus acciones.

Cuando El maestro Dogen viajó a China en busca de las enseñanzas que dieran respuestas a su pregunta:
¿Por qué si todos tenemos la budeidad o la posibilidad de ser budas, la escencia del Budha, tenemos que practicar la meditación sentada?

Tomó la tradición So To, de la unión de una sílaba de Sosan (s7) y una de Tozan (s8) que fundaron esta tradición.

Nos sentamos para revelar nuestra naturaleza de Budhas, nuestra compasión, a la vez que resilencia y amorosa dedicación al cumplimiento de nuestras responsabilidades.

'