Método Maitreya

Para poder compartir con los amigos, estudiantes y personas en general interesadas en el ZEN, como resultado de mi historia y el camino de vida que he recorrido es que propongo un método de aprendizaje que considera el cuerpo, el espíritu y el hilo que los integra, nuestras conversaciones.

Para mí la meditación Zen ha sido como un poema, un aire poético a mi existencia que limpia , ilumina y alegra.

Sin embargo tuve la fortuna enorme de conocer a mi maestro Nishijima Sensei, en Tokio , que me dio votos de Budista y más tarde me honró permitiéndome pertenecer a la Dogen Sangha International, entregandome de corazón a corazón sus enseñanzas . Posteriormente completé mi formación tomando mis votos de monja. Este voto lo he venido ejerciendo con el compromiso de enseñar. Enseñar Zen en el mundo de hoy, tal y como vivimos nuestra realidad del día a día, lo que a mi entender requiere enseñar también cómo ser efectivos en la acción.

Por años me he entrenado con Fernando Flores y su poderosa disciplina , tanto en el Club de emprendedores como en Dwelling Program, observándolo y valorando su gran comprensión del aprendizaje y la importancial aprendizaje en comunidad.

Sin cuerpo que medite y que aprenda no hay fluidez en el aprendizaje, en Surya centro de yoga con el expertisse en flow yoga, es donde he ido creando mi espacio para compartir la meditación ZEN con el método Maitreya.

Este método considera ejercicios corporales, que pueden ser Yoga flow de preferencia pero también otras disciplinas, Chi-Kung, aikido. Luego practicamos  ejercicios espirituales, meditando en grupo y cantando sutras, además de la caminata Kinhin . Finalmente hacemos un ejercicio lingüísticos, conversando de la práctica de la meditación y sobre el Dharma, que es la tradición y la filosofía del Budismo, en este caso Soto Zen. El ejercicio lingüístico busca aprender a escuchar con atención y respeto, así como el hablar amoroso.

'